Visité Mérida Yucatán y no me sorprendió para nada. ¿Quieres saber por qué?

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (22)

Hace casi 20 años estuve en Mérida Yucatán por primera vez, en las últimas vacaciones que hice con mi familia: mamá, papá, dos hermanos, mi abuelita materna y hasta dos perros french poodle y Paquito el perico (ajá, aunque usted no lo crea). De alguna manera mágica todo logró entrar en aquella camioneta Ram Charger roja que partió de la Ciudad de México y tocó muchos puntos importantes en la Península de Yucatán: Mérida, Chichén Itzá, Valladolid, Ek Balam, Uxmal, Sisal, Progreso, Celestún, y no sé cuántos cenotes esparcidos por todo el estado.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (17)

Yo tenía 17 años y el corazón roto porque Hera, mi primer gran amor (guapísima y dos años mayor que yo), se iría a estudiar a Inglaterra durante todo un año, tiempo que a mí en ese entonces me pareció una eternidad en el infierno y, por supuesto, el final de mi relación con ella. En lugar de poder estar las últimas vacaciones cerca de “mi musa” casi licenciada en turismo, o de cuando menos tener la oportunidad de quedarme encerrado en mi casa para tomar tequila a escondidas, chillar a moco tendido y escribir los poemas y cuentos más tristes que nadie hubiese leído jamás, me tuve que chutar un “road trip” familiar hasta Mérida Yucatán, que aunque en retrospectiva resultó ser uno de los viajes más interesantes que he hecho hasta ahora, en ese momento no lo supe o no lo pude aprovechar al máximo.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (8)

Así que yo le debía a Mérida Yucatán una segunda visita para dedicarle toda mi atención. Para celebrar mi cumpleaños número 36 me quise regalar ese viaje de fin de semana y decidí que City Express Mérida sería mi hogar y base de operaciones durante tres días en la capital de Yucatán. Reservé, compré boletos, empaqué cámaras, zapatos cómodos, ropa básica, y me puse en camino.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (10)

Antes de partir, claro, hice mis consultas en Twitter: @YucatanTurismo y @PriceTravel fueron muy atentos y me sugirieron atractivos turísticos de Mérida que no me podía perder. Por su parte, mis amigos Alberto, Sandra, Mayra y César, a quienes conocí en un inolvidable tour a Sian Ka’an, me recomendaron dónde comer delicioso y dónde encontrar las Montejo más frías de la ciudad.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (25)

Pues como lo dije desde el título de este post: Mérida Yucatán no me sorprendió en lo más mínimo. Encontré calles muy limpiecitas y tranquilas, fachadas de construcciones coloniales coloridas y cuidadas, parques bien mantenidos, y comida riquísima, además de gente amable y orgullosa de su ciudad, de sus tradiciones y su tierra. Hallé justo lo que desde dos décadas atrás se me había quedado impreso en la memoria acerca de Mérida, Yucatán, a pesar de que en ese entonces me nubló la vista un enfurruñamiento adolescente que cargué por toda la Península.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (16)

Claro que visité el Barrio de Santiago de Mérida Yucatán, y por supuesto comí lechón y cochinita en su tradicional mercado. Luego probé todas las botanas tradicionales disponibles en El Nuevo Tucho y en Los Henequenes. Estuve en la Plaza Grande de Mérida en domingo y vi elegantes mujeres y hombres ataviados con los trajes típicos de este precioso estado (ellas hipil yucateco y ellos guayabera y pantalón blanco), bailando jaranas y fandangos.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (24)

Visité el Palacio de Gobierno, la Casa de los Montejo, el Centro Cultural de Mérida Olimpo y la Universidad Autónoma de Yucatán. Tomé el Turibús que me llevó a recorrer otros barrios de Mérida Yucatán y el Paseo de Montejo. Por la noche, en el Teatro Armando Manzanero pude asistir a la presentación de una compañía de danza contemporánea cubana, mientras que en el imponente Teatro José Peón Contreras tuve la oportunidad de contemplar un emotivo monólogo interpretado por Álvaro Carcaño.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (19)

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (21)

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (20)

Ahora que lo pienso, sí hubo algo distinto con respecto a mi primera visita a Mérida Yucatán: Un elemento nuevo y muy interesante que marcó mi fin de semana en la “Tierra del Faisán y del Venado” (¿habrá alguien que aún llame así a Mérida?) fue el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (11)

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (13)

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (14)

No creo exagerar si digo que cada una de las enormes salas del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida presenta un gran cúmulo de información de la manera más dinámica e interactiva posible, con tecnología de punta, proyecciones súper interesantes, e instalaciones modernas y cómodas. ¡Debo haber estado dentro del museo unas cuatro horas sin haberlas sentido siquiera!

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (1)

Habré de regresar a Mérida, sin duda, pero antes le debo otra visita al resto de los atractivos del Estado de Yucatán que hace veinte años no supe apreciar como era debido. Ya cumplí con el Pueblo Mágico de Valladolid, Chichén Itzá, Uxmal y con Ek-Balam, por cierto.

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (6)

Con respecto a Hera, el amor por el que suspiré durante todo aquel viaje familiar, has de saber que, en efecto, la perdí. Su partida hacia Inglaterra nos separó tanto como el méndigo henequén y la desigualdad social enfrentaron en el Siglo XIX a blancos y mayas. A Hera le dedico estos panuchos, estos kibis y estas amargas cervezas Montejo.

Si no lloro, ¡lo que pasa es que esta salsa de habanero está bien pinche picosa!

Fui-a-Mérida-Yucatán-y-no-me-sorprendió-para-nada-lavidaesviaje (23)

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!

6 pensamientos sobre “Visité Mérida Yucatán y no me sorprendió para nada. ¿Quieres saber por qué?

  1. Jhonn Almeida

    La mejor experiencia de viaje que e tenido no a sido en el extranjero, si no en mi propio pais, visite yucatan hace un par de meses, jamas habia experimentado una sensacion de paz, como si todos los caminos guiaran ahi, me quede en un best western ahi en yucatan, y complemento por completo mi estadia ahi, si no han visitado esta maravillosa ciudad, a que esperan? simplemente increible.

    http://www.bestwestern.com.mx/

  2. oscar

    Yo creo que toda la península de Yucatán es hermosa, claro que aunque Mérida tiene lo suyo, yo me quedo con las blancas playas y las zonas arqueológicas del estado, Valladolid me gustó más por su tranquilidad. Sin duda debemos visitar esa zona, es otro mundo.

  3. Juan José Robles

    Una de las más bellas ciudades donde tuve la suerte de trabajar durante mucho tiempo, excelentes amistad y amores dejé por allá, gracias a Dios. Espero algún día volver y si vuelvo será con la esperanza de quedarme a vivir allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *